Traspasos en Fondos y Planes: en qué consisten y qué ventajas tienen

Los fondos de inversión y los planes de pensiones tienen una gran ventaja respecto a cualquier otro producto financiero, la posibilidad de mover el dinero de un producto a otro sin tener que tributar por las ganancias hasta que retires finalmente el dinero. Descubre en qué consisten los traspasos.

05/09/2017
Traspasos en Fondos y Planes: en qué consisten y qué ventajas tienen

Al invertir a largo plazo resulta esencial tener flexibilidad para poder cambiar en cualquier momento nuestra estrategia de inversión. Sin embargo, si tenemos que tributar por las plusvalías con cada cambio estaríamos perdiendo por el camino una buena parte de nuestras ganancias. Esto podemos evitarlo con una de las grandes ventajas de las que disfruta la inversión colectiva en España: los traspasos.

¿En qué consiste?  Se trata de la opción de mover de un fondo a otro, o de un plan de pensiones a otro, el total o una parte de las participaciones, en un régimen de diferimiento fiscal. Es decir, sin tener que pagar impuestos por los beneficios que hubiéramos obtenido, mientras no se produzca el reembolso definitivo.

Durante este proceso, el dinero no llega a la cuenta corriente del partícipe, sino que pasa directamente de un producto a otro en los plazos máximos que establece la legislación. Estos pueden ser de 5 días hábiles como máximo para los traspasos realizados dentro de la misma gestora o comercializadora y de hasta 8 días cuando es de distintas gestoras o se trata de productos con cierta complejidad.

En los fondos de inversión, el traspaso puede realizarse entre fondos españoles así como entre los constituidos en otro país comunitario siempre que estén registrados en la CNMV. En los planes de pensiones, entre todos los que están a disponibilidad del inversor español.

Lo que no es posible es hacer traspasos entre vehículos de inversión distintos, por lo que no cabe la posibilidad de traspasar el dinero de un fondo de inversión a un plan de pensiones, por ejemplo, y viceversa.

¿Tiene coste el traspaso?

En sí misma, esta operación no tiene ningún coste. Es decir, las gestoras no nos pueden cobrar comisión por movernos el dinero de uno a otro producto. Sin embargo, sí aplica la política de comisiones de cada uno de los fondos de inversión envueltos en el traspaso. Es decir, si el fondo de inversión del que vamos a mover el dinero tiene una comisión de reembolso, la gestora nos cobrará esta cantidad, porque lo que estamos haciendo realmente es retirar el dinero de este producto. Y viceversa, si llevamos el dinero a un fondo con una comisión de suscripción, también tendremos que pagarla.

En este sentido, es muy importante antes de ordenar el traspaso consultar el folleto del fondo para ver la información de comisiones. Por ejemplo, hay determinados fondos de entidades bancarias, como los garantizados o de rentabilidad objetivo, que sólo ofrecen unas ventanas de liquidez concretas cada mes, trimestre o año, para poder salir sin pagar la comisión de reembolso. Por lo que en estos productos conviene asegurarnos de que la petición de reembolso entrará en esas fechas y no más tarde, para evitar tener que salir con un sobrecoste. De hecho, si el traspaso es a otra gestora, la CNMV aconseja hacer antes un traspaso interno a otro fondo de la entidad de origen que no tenga restricciones de liquidez, para evitar así que los plazos del traspaso acaben provocando el pago de la comisión por reembolso anticipado.

¿Cómo se realiza?

Para traspasar nuestro dinero de un fondo a otro, tenemos que dar la orden a la entidad gestora del producto al que vamos a traspasar el dinero. Será ésta la que inicie el proceso para traspasar las participaciones que le hayamos indicado del fondo de origen al de destino, sin necesidad de que el inversor realice ninguna gestión adicional. Debemos asegurarnos también de que el fondo al que vamos a traspasar nuestro dinero no tenga unos mínimos de inversión superiores a la cantidad que vamos a mover, porque la operación será rechazada.

La sencillez del traspaso y su fiscalidad otorgan a los fondos de inversión y los planes de pensiones unas ventajas muy importantes para poder invertir a largo plazo con flexibilidad.

 

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies