Carta a nuestros inversores

Tercer trimestre 2017

"Seguimos encontrando numerosas oportunidades. Y seguimos plenamente convencidos de que la bolsa es la inversión más rentable a largo plazo."

Archivo

Estimado inversor,

En primer lugar, quiero agradecerle en nombre del equipo de BESTINVER su continua confianza. Como cada trimestre, en esta carta queremos contarle cómo estamos gestionando las carteras y los resultados que estamos obteniendo. Primero, porque queremos que esté plenamente informado, pero también porque queremos compartir con usted nuestro trabajo, nuestra filosofía de inversión y cómo se plasma en las carteras.

Este trimestre veraniego ha resultado paradójico en algunos aspectos. Vivimos en una marejada permanente de riesgos geopolíticos y preocupaciones sobre los precios de los activos. Sin embargo, la volatilidad ha marcado nuevos mínimos históricos. Es decir, en los mercados apenas se está prestando importancia a riesgos que, sin embargo, podrían tener consecuencias importantes a medio y largo plazo. Por ejemplo:

– Corea del Norte, la última tensión geopolítica. Este verano muchos informativos empezaban con imágenes de las amenazas y las pruebas nucleares en el país asiático y las serias respuestas de la administración de EEUU. Algunas de ellas incluso llegaron a ser registradas por la red sísmica en Canarias. De momento no ha ido a mayores, pero ha engrosado la ya abultada lista de tensiones geopolíticas.

– Valoraciones altas o muy altas. Algunos activos están en niveles muy exigentes. En particular, la renta fija. Hay bonos de gobiernos europeos que están cotizando con rendimientos negativos, lo que significa que los inversores están pagando a los estados por prestarle dinero. También sucede con los bonos de las empresas consideradas más seguras. Por ejemplo, la farmacéutica GlaxoSmithKline ha emitido un bono a 3 años con rentabilidades negativas. Parte de la renta variable también cotiza a precios muy elevados, una realidad que se explica en buena parte por las políticas expansivas llevadas a cabo por los bancos centrales desde que empezó la crisis.

– Un ciclo económico que envejece. El actual período de crecimiento económico empieza a estar muy avanzado. Lo suficiente como para que ya estuviéramos viendo una vuelta a la normalidad en las mencionadas políticas de los bancos centrales. Pero como la inflación sigue por debajo del objetivo del 2% que se pusieron como referencia, este camino de vuelta parece que seguirá siendo muy gradual, con el fin de evitar grandes desequilibrios.

– Los efectos de la imparable disrupción tecnológica. ¿Sabía que Amazon es ya el tercer mayor productor de pañales en Estados Unidos? El gigante online lo ha conseguido gracias a la información que ya tiene sobre los gustos y preferencias de sus consumidores, que los fabricantes tradicionales no pueden ni soñar. Ya se puede entender por qué ha causado tanto revuelo la compra de los supermercados Whole Foods por Amazon.

Como puede ver, estamos ante cambios profundos a nuestro alrededor que ya están impactando en nuestras vidas o pronto lo harán. Y que generan tanto oportunidades de inversión como riesgos que debemos calibrar muy bien para hacer crecer su dinero y al mismo tiempo protegerlo.

Eso es lo que hacemos cada día en BESTINVER. Y por eso hemos construido el equipo de análisis y gestión más completo y potente, con decenas de años de experiencia y un conocimiento profundo de las compañías en las que invertimos y sus áreas de actividad; sus fortalezas y debilidades; sus oportunidades y sus riesgos.

¿Y qué estamos haciendo ahora mismo?

Estamos preparados para la volatilidad. No sabemos si tendremos episodios de gran volatilidad o seguirá la calma actual en los mercados, pero nuestro deber es estar preparados para lo que pueda suceder.

Primero, para poder aprovechar las oportunidades que nos ofrecerá el mercado cuando vuelvan los nervios, como ya hicimos en fases de tensión anteriores como la vivida con el Brexit hace poco más de un año.

Segundo, para perseverar en nuestro objetivo de construir carteras que reúnan dos condiciones claves: cada vez más robustas, evitando o diversificando riesgos que no conocemos, pero con un alto potencial de revalorización. Nunca bajaremos el nivel de calidad de nuestras inversiones, para el que siempre exigiremos un alto margen de seguridad. Muchas veces, se camufla como ganga lo que en realidad es un caballo cojo.

Dentro de esta exigencia, seguimos encontrando numerosas oportunidades. Seguimos viendo buenas compañías en Europa con un apalancamiento operativo sustancial. Es decir, que con la crisis ajustaron al máximo sus costes y están en situación de disparar su rentabilidad con el aumento del negocio que muchas vivirán. Recordemos que Europa ha perdido 10 años de crecimiento de beneficios empresariales. Muchos buenos negocios ya han empezado a recuperar este tiempo perdido a un ritmo cada vez más alto.

Y seguimos plenamente convencidos de que la bolsa es la inversión más rentable a largo plazo, porque cada ejercicio que pasa es un año más de creación de valor. De hecho, la rentabilidad sobre el capital invertido (Return on Equity o ROE) permanece en torno al 8% del mercado en agregado.

Nuestro empeño está en aislar la señal del ruido. Es decir, centrarnos en encontrar las compañías con modelos de negocio robustos, balances sólidos y alta generación de caja, típicamente familiares con una buena gestión del negocio, y donde existe una verdadera creación de valor. Todo lo demás es ruido.

Con esta receta puede que vivamos momentos incómodos. Pero, sin duda, estoy convencido que continuaremos generando las mejores rentabilidades a largo plazo.

En BESTINVER, la rentabilidad de la cartera internacional es del 11% en lo que llevamos de año y del 18,3% a 1 año. Pero lo que realmente importa son los resultados al ampliar el foco temporal: a 3 años, la rentabilidad acumulada es del 43,5%, lo que significa que por cada 100 euros invertidos entonces tendríamos ahora 143,5, comparado con los 100 de la renta fija y los 121,4 del índice de gestión pasiva.

Para ello, es importante ser fieles a nuestra filosofía de inversión donde el tiempo dedicado al análisis fundamental y la valoración de las compañías es clave para saber diferenciar y encontrar el verdadero valor para sus inversiones.

De nuevo, muchas gracias por su confianza en el equipo que formamos BESTINVER.



Beltrán de la Lastra
Presidente y Director de Inversiones

BESTINVER

Descargar la Carta Trimestral completa

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies