¿Qué es un fondo de inversión y para qué sirve?

Los fondos de inversión se han convertido en uno de los productos más utilizados por los ciudadanos para invertir sus ahorros. Te explicamos en qué consisten, qué tipos hay y las ventajas que ofrecen.

01/06/2017
¿Qué es un fondo de inversión y para qué sirve?

Pensemos por un segundo en cómo nos gustaría invertir el dinero que tanto esfuerzo nos cuesta ahorrar.

Seguro que en los mejores negocios, buscando la mejor rentabilidad, con total seguridad jurídica y de la mano de un profesional que estuviese totalmente alineado con nuestros intereses.

¿Verdad? Si además pudiéramos hacerlo con la mejor fiscalidad, ya sería perfecto.

La elección más acertada

Todas estas características las podemos encontrar si buscamos bien en el mundo de los fondos de inversión. De hecho, es uno de los vehículos preferidos por las familias españolas para rentabilizar sus ahorros, con más de 10 millones de partícipes según los datos de Inverco a inicios de 2018.

Los fondos nos permiten acceder a las mejores empresas del mundo o de determinados mercados, sin necesidad de tener que dedicarle horas y horas de nuestra vida a analizar cada una de esas compañías para entender bien su potencial y sus riesgos, y para realizar su seguimiento.

Este trabajo lo dejamos en manos de un equipo de gestión y análisis profesional, que será quien asigne nuestro dinero a los negocios donde vea mayores oportunidades y controlando siempre el riesgo de cada una de las inversiones.

Además estas gestoras, que están supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), también se responsabilizan de que con sus decisiones están cumpliendo con los límites de transparencia, liquidez y diversificación que exige la regulación para asegurar la mejor protección de los inversores.

Multitud de opciones

La seguridad de los fondos se une a su enorme flexibilidad y diversidad. No todos son iguales, ni mucho menos. Hay tantos como colores. Los hay más arriesgados y más conservadores; de gestoras nacionales e internacionales; los hay más rentables y menos; con altas y bajas comisiones; que sólo invierten en un país concreto o en todo el mundo a la vez…

Dentro de los de una misma categoría o estilo, la oferta también es muy variada. Esto puede traducirse en unas diferencias muy altas a largo plazo en nuestro patrimonio, en función del producto que el inversor acaba seleccionando.

5 consejos par elegir un buen fondo de inversión

Dueño de sus inversiones

Respecto a otros productos de ahorro e inversión, los fondos tienen una ventaja fundamental: el inversor es el dueño de los activos en los que se pone el dinero, por lo que siempre mantendrá su propiedad aunque la entidad tenga problemas. Es decir, el dinero nunca está en el balance del banco, como ocurre con los depósitos, sino que pertenece al cliente.

Además de todas las ventajas citadas, la fiscalidad también ayuda en España, ya que el dinero que tenemos en un fondo lo podemos traspasar a otro sin tener que tributar por las ganancias que hemos obtenido hasta la fecha. Esto nos permite no tener que rendir cuentas con Hacienda cada vez que queremos mover nuestra cartera, sino sólo cuando necesitemos hacer liquidez.

Todas estas ventajas se combinan con la accesibilidad del producto: se puede acceder a casi cualquier fondo de inversión desde cantidades muy reducidas. Y en la mayoría de los casos, excepto determinados tipos de fondos, con muy alta liquidez para recuperar nuestro dinero si lo necesitamos.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies