El riesgo, en el ámbito financiero, se puede referir a la incertidumbre sobre el rendimiento de una inversión. Sin embargo, este riesgo desaparece en el largo plazo. Otro enfoque se refiere a la pérdida permanente de capital al efectuar una inversión inadecuada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.